¿Que son las muñecas blythe?

Una Blythe es una muñeca Asiática, más concretamente  japonesa. Sus características son muy reconocibles y la hacen diferente a las demás muñecas, una cabeza muy desproporcionada en comparación con el cuerpo, ojos grandes desproporcionados en comparación con el resto del rostro y que cambian de posición y color mediante un mecanismo interno que lleva en su cabeza. Dependiendo del modelo podemos encontrar diferentes colores de pelo y por supuesto también diferentes cortes.

A continuación os daré más detalles sobre ellas, pero antes quiero contaros la historia de las muñecas Blythe. Tienen una historia detrás bastante interesante, su historia es uno de los principales motivos por lo que me enamoran tanto.

Historia de la muñeca blythe

Las muñecas se crearon en el año 1972 en Estados Unidos, una creación y nacimiento que no tuvieron mucho éxito, ya que las ventas no fueron nada exitosas. Estuvieron comercializándose tan solo un año. Al parecer y según he leído en diferentes noticias es que a las niñas de por aquel entonces les asustaba esa cabeza tan grande y sus ojos.

Las primeras Blythe, son más conocidas como Kenner, ya que fue esta compañía la que las comercializó durante aquel corto periodo. He podido ver que lanzaron cuatro modelos diferentes, hoy en día tener una Kenner es tener un tesoro de valor incalculable. La verdad es que me gustaría tener alguna de ellas, ya que he oído que el sonido que hacen al cambiar de posición de ojos es mágico.

¿Quien hizo resurgir a las blythe del olvido?

Pues lo hizo Gina Garan a finales de los 90. En la web de Gina,  This Is Blythe, podéis encontrar la información que os cuento ahora:

Gina se mudó de los suburbios del norte de la ciudad de Nueva York a Manhattan cuando era una adolescente, trayendo consigo su floreciente colección de muñecas. Pero entre las miles de muñecas de moda de los años 60 y 70 que ella ya había acumulado, ni una sola Blythe. Un amigo le enseñó una Kenner a través de eBay , Gina se identificó con la muñeca, se enamoró y comenzó a comprar Kenner originales, todo por alrededor de $ 15 cada una. En un momento dado, contó más de 200 Blythes originales entre su colección.

Durante otros dos años, las muñecas Blythe continuaron viviendo en relativa oscuridad, conocida solo por los coleccionistas de aquel entonces. Gina, en su adolescencia se mudó a un apartamento,  entre los restos que dejó el antiguo inquilino encontró una vieja cámara SLR. Sin formación formal como fotógrafa, comenzó a tomar fotos de sus muñecas favoritas. El resultado de este experimento fue This Is Blythe (Chronicle Books, 2000).  El libro, llamado Libro Alternativo del Año de Firecracker para el año 2001, ha vendido más de 100.000 copias y se mantiene impreso, por lo que es parte de la historia de Blythe.

Después de esto que nos cuenta Gina en su web This Is Blythe, las muñecas blythe comenzaron a tener más éxito, llegando al punto que el precio se duplicaba en las subastas.

En 2002 Hasbro (sucesora de Kenner) cedió los derechos a la compañía japonesa Takara que empezó a comercializar las muñecas con el nuevo nombre “neo blythe”.

Dato de interés

Cuando Gina se acercó a la compañía de juguetes Hasbro y pidió permiso para usar Blythe en sus fotos, Hasbro se negó. Ellos ni siquiera se habían dado cuenta que eran dueños de la marca Blythe cuando compraron Kenner en los años 70. ¡No sabían que eran los dueños de Blythe!

+ información sobre las blythe

En la actualidad, sabemos que en el mercado hay muchos modelos diferentes de Blythe, diferentes tamaños, ropas, cajas, accesorios, e incluso diferentes modelos de rostros o moldes, como queráis llamarlo.

 

Sígueme en Instagram

This error message is only visible to WordPress admins

Error: API requests are being delayed for this account. New posts will not be retrieved.

There may be an issue with the Instagram Access Token that you are using. Your server might also be unable to connect to Instagram at this time.

Would you like to…?

Use the Divi Builder…

to design your pop-up!

Donec rutrum congue leo eget malesuada. Curabitur non nulla sit amet nisl tempus convallis quis ac lectus. Cras ultricies ligula sed magna dictum porta. Curabitur aliquet quam id dui posuere blandit. Proin eget tortor risus.