Me encanta aparecer de nuevo por aquí para presentaros a una de mis niñas. No tenía pensado terminar de montar ninguna nena en estos días ya que tengo priorizadas otras tareas, pero viendo como había quedado esta nena al terminar de maquillarla, tuve que mandar a la caca las otras tareas para terminar de montar a Cocó.

Cocó es su nombre, y en casa ya se ha ganado el cariño de todos. En este post os voy a hablar un poquito sobre ella en general, sus datos técnicos los publicaré más adelante cuando la ponga oficialmente en adopción.

Hace varias semanas os compartía otro post relacionado con ella, donde os mostraba mediante algunas fotos el resultado final de su carving y las herramientas usadas, puedes leer el post aquí: Cocó, herramientas usadas.

Cómo os comentaba en el anterior post, Cocó es mi nena nº40. Ese motivo me hizo pensar y decidí intentar dar un paso más allá sobre el trabajo que normalmente hago en las muñecas. Decidí trabajar más a fondo las líneas de su boca, buscando nuevos volúmenes tanto en labios como en nariz.

Básicamente he querido salir de mi zona de confort para intentar dar un paso más, buscar un poco más de realismo en las expresiones de estas nenas es el camino que quiero seguir. Para ello no solo ha bastado con el carving, los materiales con los que anteriormente hacía el maquillaje se me quedaron un poco obsoletos y de nuevo he invertido en más colores de pasteles y acuarelas, que es con lo que suelo maquillar a mis muñecas.

 

 

Creo que el tono de la piel de esta chica, ayuda mucho a conseguir ese efecto de más volumen. Estoy muy feliz por ello, aunque ya de ante mano os digo que ha sido un poco caótico encontrar un cuerpo de su tono.

Por otro lado, buscaba un color de párpados que fuese tan especial como ella. Ese efecto brillante de sus párpados me enamora mucho.

Hablemos de su pelo

Hace un tiempo, me inscribí a uno de los cursos de reroot que imparte Janine (Baccarita). Desde que hice el curso con ella, habré podido hacer cómo mucho dos o tres reroots, y la verdad los he hecho sin paciencia, con prisas y deseando de terminarlos. Esta vez no ha sido así. Cocó merecía una melena tan especial como ella. Tenía claro que no quería un pelo sintético, y también tenía claro que no quería que nadie me hiciese el reroot. Así que no me quedaba otra que ponerme manos a la obra, con mucha paciencia, tiempo por delante, y sin fecha de entrega personal para que Cocó puediese lucir este pelito tan especial.

Hacer el pelo para ella ha sido toda una aventura en muchos sentidos. Primero, saco en claro que hacer reroots no está pagado con nada, trabajo de chinos totalmente. Creo que jamás me podría dedicar a hacer encargos de pelo porque como digo, ese trabajo no está pagado. Hacer este pelo me ha requerido un tiempo extra, que he dedicado a pensar en cosas. Una de estas cosas en las que he pensado, es que hacer una muñeca de principio a fin mola mucho.

 

La calidad de las fotos no es la mejor, ni el outfit de ella, que, aunque estoy muy enamorada de ese petito de @santi_tati68 , no es el outfit definitivo que Cocó llevará.

Comparto estas fotos y este post porque me moría de ganas por compartir con vosotros a esta nena tan especial para mí.

Ella, muy a mi pesar, estará pronto en adopción. Cómo todas las nenas que hago y cómo todas las nenas que veo, me la quiero quedar, pero claro, tanta muñeca en casa me va a costar el divorcio .

En unas semanas estará disponible en mi tienda de Etsy, estoy segura de que encontrará a una mami que la quiera mucho. Mientras tanto, la voy a disfrutar, que para eso la tengo en casa 🙂

 

Gracias de nuevo por llegar leyendo hasta aquí, si te apetece comparte este post para que todos puedan conocer a Cocó 🙂

 

Feliz semana.

Would you like to…?

Use the Divi Builder…

to design your pop-up!

Donec rutrum congue leo eget malesuada. Curabitur non nulla sit amet nisl tempus convallis quis ac lectus. Cras ultricies ligula sed magna dictum porta. Curabitur aliquet quam id dui posuere blandit. Proin eget tortor risus.